PRE-PACK.

¿Qué es el “pre-pack” concursal?

Desde Ramis Abogados nos preocupamos especialmente por la sostenibilidad económica de las empresas de nuestros clientes, tratando siempre de asesorarles de la mejor manera posible para así evitar entrar en situaciones de insolvencia o, una vez habiendo entrado, salir de ellas de una forma rápida y causando el menor perjuicio posible.

Por ello, en el presente artículo se analizará un novedoso mecanismo que permite al deudor la venta de la unidad productiva de una forma ágil, reduciendo los plazos y buscando también preservar los derechos de los acreedores.

Este procedimiento o mecanismo es el denominado “pre-pack” concursal y, a través de este, se permite al concursado preparar la venta de la unidad productiva, en una fase previa a la declaración del concurso.

  • ¿Cómo funciona?

Este procedimiento se inicia mediante una solicitud del deudor, que deberá dirigirse al Juzgado de lo Mercantil competente. En dicha solicitud, se deberá exponer la voluntad de vender la unidad productiva de la entidad, debiendo detallarse las características de esta.

En el caso de que se opte por acudir a este mecanismo, el Juez (que será el futuro competente para conocer el concurso) deberá designar a un experto independiente (que será el futuro Administrador Concursal), quien deberá realizar labores de control para asegurarse de que la oferta que se escoja para la venta de la unidad productiva respeta los principios de publicidad, transparencia, concurrencia y audiencia.

Este experto independiente deberá asistir al deudor, informar a los acreedores, y a los trabajadores, velar por el cumplimiento de los principios arriba enunciados y emitir un informe final en el que se resuma la gestión realizada y se detalle la venta o las ventas que se realizarán.

Con ello se pretende que, una vez se declare el concurso (que se hará tras la solicitud del mismo, solicitando también la inmediata apertura de la fase de liquidación, por cumplir los requisitos del art. 530 de la Ley Concursal), se apruebe en un plazo máximo de 10 días el Plan de Liquidación en el que se incluye la venta de la unidad productiva.

  • ¿Qué ventajas tiene?

Sucintamente, pasemos a analizar ahora cuales son las ventajas que se obtendrán si se opta por este mecanismo:

  1. Agilidad. Como ya se ha mencionado, los plazos se ven reducidos notablemente, por lo que el paso de la empresa por el concurso será mucho más breve.

En principio, una vez seleccionada la mejor oferta, presentada la misma junto con la solicitud de concurso y declarado el mismo, tan solo podrán transcurrir, como máximo, 10 días, hasta que se apruebe el plan de liquidación.

 

  1. Garantías. El hecho de que se nombre, previo a la declaración de Concurso, a un experto independiente que analice y supervise la operación hace que tanto el futuro concursado (vendedor), como el comprador y los acreedores tengan más garantías de que se respeten los principios antes enunciados.

Con esto se pretende evitar ventas fraudulentas, que simplemente busquen liberar las cargas de la unidad productiva sin dar posibilidad de cobro alguno a los acreedores.

  1. Publicidad. Es uno de los principios más fundamentales que deben regir en el proceso de venta de la unidad productiva, y gracias al mecanismo del “pre-pack” se garantiza la misma puesto que los acreedores podrán conocer, de primera mano, los términos y condiciones en los que se haya llevado a cabo la venta.

Esto se logra gracias al informe final que debe emitir el experto independiente, en el cual deberá valorar, entre otras cosas, si la publicidad del proceso ha sido suficiente y si se ha informado correctamente a todos los acreedores y trabajadores.

  • ¿Hacia quién va dirigido?

Como es lógico, este procedimiento está pensado para aquellas entidades que tengan una unidad productiva viable económicamente, es decir, que gocen de una estructura suficiente como para generar beneficios, pero que, por determinadas circunstancias, la persona física o jurídica propietaria de la misma carezca de la liquidez suficiente para continuar con su actividad, derivando consecuentemente en situación de insolvencia.

A través de la venta de la misma y de la liberación de cargas y gravámenes, se tratará de conseguir que la unidad productiva sobreviva, continúe operando en el tráfico mercantil y que los trabajadores no pierdan su empleo. Esto, además, contribuirá a la sostenibilidad del tejido empresarial nacional.

En conclusión, a través del mecanismo del “pre-pack” concursal, aquellas personas o entidades que se encuentren en una situación de insolvencia actual o inminente podrán gestionar la venta de unidades productivas de una forma más eficiente y sin necesidad de que se les declare el concurso. Con esto se consigue tener una oferta firme y válida para adjuntar como plan de liquidación a la solicitud de concurso de acreedores, el cual se deberá declarar con inmediata apertura de la fase de liquidación.

Si cree que se encuentra en una situación de insolvencia y/o desea asesoramiento, no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderle y ayudarle.

El presente artículo informativo se publicita a efectos meramente orientativos, no constituyendo en ningún caso asesoramiento legal directamente aplicable y vinculante. Si desea asesoramiento sobre su caso concreto, no dude en contactar con nosotros: administracion@ramisabogados.com

 

Luis García Rozalén, Asistente Equipo Jurídico.
Correo: garcia@ramisabogados.com

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email