1-. deudas

La figura del deudor y del acreedor

Deudor y acreedor son dos palabras que están muy presentes en nuestro día a día, sin embargo, ¿tenemos claras sus definiciones y características?

El deudor es, según la RAE, aquel que debe, o está obligado a satisfacer una deuda. Deudor es toda aquella persona física o jurídica que ha adquirido una obligación de pago con otra persona o entidad. La principal obligación de un deudor cuando adquiere una deuda es pagarla en la forma y el plazo acordado.

Por otro lado, el acreedor es quien tiene derecho a que se le satisfaga una deuda o a pedir el cumplimiento de alguna obligación.

Por tanto, el acreedor es quien tiene un derecho frente al deudor.

En la relación entre ambos hay un requisito indispensable que es que exista una deuda de por medio y el compromiso de satisfacerla.

Ante el impago de una deuda pueden darse una serie de escenarios, y el acreedor puede reclamar esa deuda de manera extrajudicial o judicial. En caso de deuda dineraria, si el acreedor acude a la vía judicial y el deudor no dispone del dinero suficiente para satisfacer la deuda sus bienes podrán ser embargados y subastados para pagar con el dinero resultante la deuda que esté pendiente. Estos bienes pueden ser tanto los presentes como los futuros.

A la hora de contraer una deuda es muy importante tener claro el objeto del contrato y que queden fijadas las condiciones del mismo para que, en el futuro, no dé lugar a confusiones ni interpretaciones erróneas.

El presente artículo informativo se publicita a efectos meramente orientativos, no constituyendo en ningún caso asesoramiento legal directamente aplicable y vinculante. Si desea asesoramiento sobre su caso concreto, no dude en contactar con nosotros: administracion@ramisabogados.com

Carolina Núñez. Abogada

Comparte este post