SELECCION_RAMIS-138

El Derecho concursal: materia común en España

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Es sabido que estas últimas semanas desde Ramis Abogados hemos reforzado la atención que siempre prestamos al Derecho concursal. Nuestra participación ha sido muy activa a nivel informativo y formativo. El martes 5 de mayo tuve la oportunidad de impartir una formación online gracias a la invitación que me hicieron llegar los Jóvenes Abogados de Alcalá y el Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá en Madrid.

De nuevo, y asumiendo el riesgo de ser repetitivo “miré a los ojos al derecho concursal” para volver a ofrecer respuestas a muchas cuestiones surgidas estos últimos días entorno al RDL 16/2020, de 28 de abril y, también, para ofrecer respuestas sobre el panorama ya presente en el Derecho concursal en España.

Visto de nuevo el interés generado en torno a esta temática, quiero compartir parte de mis intervenciones con los compañeros de Madrid.

I. ¿Para qué sirve la Ley Concursal?

La ley concursal brinda muchas armas de defensa al deudor. Pongo dos ejemplos.

Primero, permite suspender el devengo de prácticamente la totalidad de los intereses desde que hay concurso. Segundo, permite suspender la mayoría de ejecuciones y embargos de toda índole, incluso hipotecarias, durante su tramitación.

– En España, en el año 2019, se declararon casi 6600 concursos de acreedores. De ellos, 1038 fueron tramitados en Madrid. De esos concursos en Madrid, 968 concursos fueron voluntarios y sólo 70 necesarios. Por otro lado, y por hacer mención a Baleares, durante el 2019 se declararon un total de 169 concursos. Sin embargo, este no es el dato que quiero destacar ya que, ¿cuántos de estos concursos dirían ustedes que se presentaron con propuesta anticipada de convenio? En Baleares fueron 7 y en Madrid fueron 0.

Conclusión, ningún concurso de acreedores presentado en Madrid tuvo una propuesta de convenio anticipado.

II. ¿Qué significa una propuesta anticipada de convenio?

Significa que, cuando presento el concurso de acreedores al Sr. Juez, además de indicarle que estoy en situación de concurso, ya lo tengo arreglado (o prácticamente) con mis acreedores para salir rápidamente de esa situación mediante ese convenio ya concertado. Por consiguiente, ya asumo mi responsabilidad y no pierdo el control de la situación.

Observación: el final deseado por la ley, por los jueces y por los demás operadores jurídicos es que haya convenio. Es un hecho que el tejido empresarial español sufre con un concurso de acreedores y, por tanto, tanto la ley como los jueces buscan responsablemente el menor perjuicio.

III. La conexión de los ERTE y el derecho concursal en tiempos de coronavirus. Especial mención a la tramitación.

Sí, los ERTEs y el derecho concursal tienen una conexión. De hecho, van esposados, no tienen más remedio. En este punto, el RDL 11/2020, de 31 de marzo, deja claro el panorama:

Del juego de su disposición final primera, apartado dieciséis y de su disposición transitoria cuarta resulta el siguiente régimen: los ERTEs tramitados ante el Juez del concurso hasta el 17 de marzo del 2020 deben ser resueltos por al juez del concurso. En los ERTEs tramitados entre el 17 y el 31 de marzo, lo actuado mantiene su validez y, por tanto, si hay auto del Juez de lo Mercantil resolviéndolos, ese auto es perfectamente válido, pero si todavía no se ha dictado ese auto, el Juez de lo mercantil detiene el procedimiento (lo hecho continúa valiendo) lo envía a la autoridad laboral para que sea quien resuelva. Finalmente, todos los ERTEs posteriores a la fecha 31 de marzo de 2020 deben ser tramitados ante la autoridad laboral. Siempre hablamos de ERTEs que tengan como causa el coronavirus.

Po último, cabe señalar que, hasta el 17 de marzo, era el único camino posible y, además, hasta ese día no eran posibles los “ERTEs especiales por coronavirus porque no se había dictado el RDL 8/2020, de 17 de marzo”.

IV. Conclusión.

Con motivo de la crisis sanitaria y la necesidad imperiosa de tomar decisiones coherentes por y para nuestra gente, todos los sectores debemos sumar y trabajar unidos para aprovechar todas las herramientas jurídicas, sin miedo. No seamos escépticos y trabajemos con seguridad y confianza en un futuro optimista y proactivo. La Ley concursal y el Derecho concursal son canales seguros de nuestro Ordenamiento jurídico, confiemos en ellos.

– Información adicional.

En los artículos derivados de mi participación en la iniciativa #AJAIBentucasa ahondo más en la materia. Podéis encontrarlos en la página web de Ramis Abogados en la sección noticias.

Este es el enlace del primero de ellos (no el único): http://ramisabogados.com/concurso-de-acreedores-necesitamos-que-los-expertos-hablen-claro/

El presente artículo informativo se publicita a efectos meramente orientativos, no constituyendo en ningún caso asesoramiento legal directamente aplicable y vinculante. Si desea asesoramiento sobre su caso concreto, no dude en contactar con nosotros: administracion@ramisabogados.com

Comparte este post