Preconcurso de acreedores

Desde Ramis Abogados nos preocupamos, y mucho, por la situación financiera de nuestros clientes. Por ese motivo, en este artículo procedemos a explicar qué podemos hacer cuando creemos que nos encontramos en una situación de insolvencia pero intentamos evitar solicitar la declaración de concurso.

Debemos tener en cuenta que, cuando un administrador mercantil tiene constancia de la situación de insolvencia de su sociedad, se encuentra obligado a presentar la declaración de concurso de acreedores en el plazo de dos meses desde el conocimiento de esta situación.

Sin embargo, la Ley Concursal regula un mecanismo para que, antes de declarar el concurso de acreedores, se le permita a una sociedad mercantil en situación de insolvencia negociar con sus acreedores y así intentar solucionar la insolvencia sin necesidad de acudir a la declaración de concurso, con todo lo que ello conlleva.

Este procedimiento se regula en los artículos 583 y siguientes de la Ley Concursal, y se denomina “Preconcurso”. Veamos cuáles son sus principales características:

  1. La comunicación del preconcurso se hará mediante un escrito al juzgado, en la cual se pondrá en conocimiento de éste la voluntad de la mercantil de alcanzar un convenio o una refinanciación de los acreedores.
  2. Así, la finalidad principal del preconcurso es alcanzar un convenio con los acreedores, para así evitar prologar la situación de insolvencia y solucionarla, y de esta forma evitar la declaración de concurso de acreedores. Sin embargo, como más adelante expondremos, no siempre es posible lograr un acuerdo, y el periodo de tiempo que la ley otorga para hacerlo es limitado.
  3. Para poder enviar la comunicación inicial antes mencionada, se deben cumplir varios requisitos:
    1. Encontrarse en situación de insolvencia actual o inminente.
    2. No haber solicitado la declaración concurso de acreedores.
    3. Que no haya vencido el plazo para solicitar el concurso de acreedores (los dos meses anteriormente mencionados).
  4. La comunicación del preconcurso tiene varios efectos importantes en lo que a la situación económica de la empresa se refiere, de los que podemos destacar los siguientes:
    1. Queda prohibido el vencimiento anticipado de los créditos de pago aplazado.
    2. Si las negociaciones preconcursales pretenden alcanza un acuerdo extrajudicial de pagos, no se podrán iniciar ejecuciones judiciales o extrajudiciales sobre los bienes o derechos del patrimonio del preconcursado.
    3. Por el contrario, si lo que se pretende es una propuesta anticipada de convenio o acuerdo de refinanciación, no se podrán iniciar ejecuciones que pretendan el embargo de bienes o derechos del preconcursado que sean necesarios para la continuidad de la actividad empresarial.
    4. Se suspenderán las ejecuciones que se hayan iniciado antes de la comunicación de preconcurso.
    5. Lo anterior no se aplicará a los créditos de derecho público como, por ejemplo, deudas con la Agencia Tributaria o la Seguridad Social.

Como antes anunciábamos, no debemos pasar por alto que esta situación preconcursal no es eterna. El artículo 595 de la Ley Concursal establece que, en el caso de que hayan pasado 3 meses (o 2 meses si se trata de una persona física la que está preconcursada) sin haber conseguido una propuesta anticipada de convenio, se deberá solicitar la declaración de concurso dentro del mes siguiente.

En conclusión, el preconcurso servirá para que la empresa obtenga un periodo extra de tiempo para conseguir un acuerdo con los acreedores y así evitar la declaración de concurso como tal, además, no debemos pasar por alto que la empresa podrá continuar con su actividad empresarial con normalidad, sin necesidad de intervención de un Administrador Concursal.

Si cree que se encuentra en una situación de insolvencia y/o quiere asesoramiento, no dude en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderle y ayudarle.

 

Luis García Rozalén, Asistente Equipo Jurídico.
correo: garcia@ramisabogados.com

El presente artículo informativo se publicita a efectos meramente orientativos, no constituyendo en ningún caso asesoramiento legal directamente aplicable y vinculante. Si desea asesoramiento sobre su caso concreto, no dude en contactar con nosotros: administracion@ramisabogados.com