COVID: las nuevas medidas organizativas de la Administración de Justicia y sus efectos sobre el concurso de acreedores

COVID: las nuevas medidas organizativas de la Administración de Justicia y sus efectos sobre el concurso de acreedores

El 30 abril 2020 -en pleno confinamiento- publicamos esta noticia sobre las medidas del RDL 16/2020 de 28 abril, para paliar la crisis económica y judicial de por la COVID: Nueva regulación del Concurso de Acreedores.

Ahora, el día 19 septiembre 2020 ha aparecido publicada en el BOE la Ley 3/2020, de 18 septiembre, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia.

Esta Ley 3/2020 viene a reformular lo ya dicho por el RDL 16/2020. Desde Ramis Abogados vamos a informar de las principales medidas adoptadas respecto a los aspectos más comunes del concurso de acreedores. Resumidamente:

 

1.- Posibilidad de modificar el convenio concursal ya aprobado.

Hasta el día 14 marzo 2021 el concursado que esté cumpliendo un convenio de acreedores podrá pedir su modificación. Para ello deberá presentar: (i) relación de los créditos concursales y los contraídos durante el cumplimiento del convenio que estén pendientes de pago; (ii) un plan de viabilidad; (iii) un plan de pagos.

Si, antes de 1 noviembre 2020, algún acreedor solicita la declaración de incumplimiento de un convenio (es decir, la liquidación o quiebra) el juez no la admitirá a trámite hasta transcurridos 3 meses para dar tiempo a que en este período el concursado pueda solicitar la modificación del convenio. Si lo hace, esa modificación tendrá preferencia.

Dicho de otro modo:

  1. Se intenta que los convenios que están en marcha se salven, es decir, no se liquide al concursado.
  2. Además, se consigue alargar el plazo del “alud” de liquidaciones que se prevé que va a haber en los Juzgados.

 

2.- Aplazamiento del deber del concursado de solicitar la liquidación.

El deudor que no pueda pagar las obligaciones contraídas después de la aprobación de su convenio, no tiene el deber de pedir la liquidación si, antes del día 15 marzo 2021, presenta (y se le admite a trámite) una propuesta de modificación del convenio. Es más, durante ese mismo plazo, el juez no abrirá la liquidación, ni siquiera aunque algún acreedor acredite que hay causa para hacerlo.

Hasta el día 15 marzo 2022, los préstamos que se hagan al concursado con convenio aprobado o modificado serán considerados como créditos contra la masa (son los que más posibilidades de cobro tienen) si ese convenio es luego incumplido. Esta máxima protección incluye a las personas “especialmente relacionadas con el concursado” (es decir, las más próximas o parientes) siempre que se identifique su identidad y cuantía.

Dicho de otro modo:

  1. La ley busca que cualquier persona haga aportaciones al concursado.
  2. Consciente de que esas personas que pueden hacer aportaciones para salvar la actividad son precisamente las más próximas al deudor (y, por tanto, que en el régimen normal son incluso “sospechosas”) durante este tiempo les da máxima protección sin hacen aportaciones.

 

3.- Se relaja el deber de solicitar concurso de acreedores.

En el régimen habitual, quien no puede cumplir sus obligaciones dispone de un plazo de 2 meses para pedir su concurso. No hacerlo puede acarrear graves consecuencias personales.

Ahora, sin embargo, el deudor dispone de plazo hasta el día 31 diciembre 2020 para solicitar el concurso. Más aún: todas las peticiones de los acreedores de que se declare en concurso a un deudor cursadas desde el día 14 marzo 2020 están paralizadas hasta 31 diciembre 2020 por si el deudor aún quiere presentar concurso voluntario. Si lo hace, se preferirá el concurso voluntario al instado por el acreedor (llamado necesario).

Y, si el deudor ha comunicado al Juzgado la apertura de negociaciones con los acreedores (el llamado “5.bis”), el plazo para pedir el concurso se alarga hasta 6 meses desde dicha comunicación.

Dicho de otro modo:

  1. Se da más plazo a las empresas en la esperanza de que la “crisis COVID” revierta (es obvio que el plazo ya queda corto).
  2. Nuevamente, se intenta alargar el “alud” de concursos que se prevé.

Hasta aquí la información objetiva. Esta regulación da para muchas consideraciones, pero creemos que hacerlo en este mismo artículo lo alargaría excesivamente, por lo que iremos haciendo alusión a sus repercusiones en el futuro.

El presente artículo informativo se publicita a efectos meramente orientativos, no constituyendo en ningún caso asesoramiento legal directamente aplicable y vinculante. Si desea asesoramiento sobre su caso concreto, no dude en contactar con nosotros: administracion@ramisabogados.com

1 Comments

  1. […] En RAMIS ABOGADOS resumimos hace unos días los principales aspectos de dicha Ley. Finalizábamos diciendo que, más allá de la información objetiva que suministrábamos con carácter inmediato por practicidad e información a nuestros clientes, había aspectos que merecían un análisis detenido; es lo que aquí hacemos. […]

Comments are closed.