decreto

Breve nota sobre la aprobación del Real Decreto-ley 24/2021, de 2 de noviembre y las modificaciones de la Ley Concursal que trae consigo

El pasado 2 de noviembre se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 24/2021.

Este cuerpo legal transpone numerosas directivas europeas sobre materias muy variadas, por lo que el título de la Ley es notablemente extenso:

“Real Decreto-ley 24/2021, de 2 de noviembre, de transposición de directivas de la Unión Europea en las materias de bonos garantizados, distribución transfronteriza de organismos de inversión colectiva, datos abiertos y reutilización de la información del sector público, ejercicio de derechos de autor y derechos afines aplicables a determinadas transmisiones en línea y a las retransmisiones de programas de radio y televisión, exenciones temporales a determinadas importaciones y suministros, de personas consumidoras y para la promoción de vehículos de transporte por carretera limpios y energéticamente eficientes”.

Dentro de ese elevado número de materias reguladas nos encontramos con varias que afectan a la Ley Concursal, por lo que ha hecho necesaria su modificación.

En efecto, en la Disposición Final 4ª, se prevé la modificación del recientemente publicado Texto Refundido de la Ley Concursal, en los términos y plazos que pasamos a exponer:

  1. Artículos que se modifican:

En primer lugar, se modifica el artículo 270, que es el encargado de enumerar cuáles son los créditos que, dentro del procedimiento concursal, gozarán de privilegio especial.

Los créditos con privilegio especial son aquellos que se encuentran garantizados con un bien o derecho. Así, cuando se venda o se subaste dicho bien, el dinero que se obtenga debe ir destinado a la completa satisfacción de dicho crédito, que tendrá preferencia sobre los otros.

Así pues, mediante este Decreto-ley se incorpora un nuevo punto al artículo 270 de la Ley Concursal, cuyo tenor literal es el siguiente:

“«7.º Los créditos a favor de los tenedores de bonos garantizados, respecto de los préstamos y créditos, y otros activos que los garanticen, integrados en el conjunto de cobertura, conforme al Real Decreto-ley 24/2021, de 2 de noviembre, de transposición de directivas de la Unión Europea en las materias de bonos garantizados, distribución transfronteriza de organismos de inversión colectiva, datos abiertos y reutilización de la información del sector público, ejercicio de derechos de autor y derechos afines aplicables a determinadas transmisiones en línea y a las retransmisiones de programas de radio y televisión, exenciones temporales a determinadas importaciones y suministros, de personas consumidoras y para la promoción de vehículos de transporte por carretera limpios y energéticamente eficientes, hasta donde alcance su valor”.

De esta forma, se estipula que los créditos a favor de bonos garantizados respectos de préstamos, créditos y otros activos garantizados pasan a tener una consideración de crédito con privilegio especial.

En segundo y último lugar se modifica íntegramente la redacción del artículo 578, que es el encargado de regular el régimen especial el concurso de acreedores de entidades de crédito o asimiladas, empresas de servicios de inversión, aseguradores, entidades miembros de mercados oficiales y valores y entidades que participan en el sistema de compensación y liquidación de valores, estableciendo que se aplicarán las especialidades que contenga la normativa específica de cada una de esas entidades.

La modificación se centra en cambiar la enumeración sobre qué se considera legislación específica.

  1. Entrada en vigor:

El Decreto-ley en su conjunto entró en vigor al día siguiente de su publicación, pero con determinadas excepciones.

Dentro de esas excepciones se encuentra la modificación del Texto Refundido de la Ley Concursal ahora expuesta, que entrará en vigor el 8 de julio de 2.022.

En Ramis Abogados seguimos muy de cerca las últimas novedades y nos esforzamos por ofrecer información útil y constructiva para nuestros clientes y seguidores, por eso siempre tratamos de estar al tanto de todas las posibles modificaciones de los cuerpos legales que utilizamos, como es el caso ahora de la Ley Concursal.

Luis García Rozalén, Asistente Equipo Jurídico.
Correo: garcia@ramisabogados.com

Comparte este post